Seis libros y una tienda

agosto 6, 2008

Solía mantener un blog de libros que se encuentra en estado de semi-abandono. Voy a aprovechar pues la oportunidad que me brinda este espacio para comentar brevemente todos los libros con los que he interactuado últimamente y que – de momento- no he podido comentar en detalle allí.

Empiezo con Surely you’re joking, Mr. Feynman (¿Está usted bromeando, señor Feynman?), del mismo Feynman, gran científico y premio Nobel pero, por suerte para el lector, divertida persona y desastre natural que nos narra una colección humorística de aventuras acontecidas a lo largo de su vida personal y profesional. De gran interés el episodio sobre Los Álamos. Es un clásico entre físicos, pero cualquiera curioso con la ciencia puede pasar un buen rato leyendo este libro.

Por temas eclécticos también cayó en mis manos The wisdom of crowds (La sabiduría de las masas), de James Surowiecki, un ensayo cuyo principal tema es que las masas, en ciertas condiciones, toman decisiones mejores y mucho más precisas que las personas individuales. En este libro se nos dan numerosos ejemplos de esta observación y se discute cuándo funciona y cuándo no. Google, el software libre, la bolsa, las apuestas, los anuncios de televisión, o el comportamiento de las personas ante determinados “juegos” son algunos de los casos analizados a través de los que se va dando forma a la idea expuesta. Un libro con mucha componente de sociología, algo de psicología y un poco de economía.

Pasando a las novelas, empecé a leer The Impressionist (El Transformista) del indo-británico Hari Kunzru, aunque debí de elegir mal el momento, lugar y lenguaje de la novela porque estoy estancado a las 2/5 partes del libro. Sin poder dar un juicio completo, he calificado a este libro de “tipo Almodóvar pero en la India”. Lo que sí recomendaría es el libro posterior del mismo autor, Transmission (Leila.exe), que narra las desventuras de un joven indio que va a trabajar a los Estados Unidos a la industria de las tecnologías de la información y lo que se encuentra no es exactamente lo que le habían prometido.

Finalmente, y para complementar, sólo comentar que he empezado a leer La hija de la fortuna de Isabel Allende, y pese a no haber llegado a la mitad, ya lo puedo recomendar. Esta lectura está motivada por el muy buen sabor de boca que me dejó ya hace más de un año la gran novela La casa de los Espíritus, que es sin duda una de las mejores que he leído.

También destaco que los libros mencionados en los primeros tres párrafos me los compré a través de thebookdepository.com, una librería británica por Internet que tiene precios competitivos y que envía a cualquier lugar del mundo sin gastos de transporte. ¿Dónde está el truco? Pues no lo sé, porque valían más baratos que en Amazon (ya no digamos fnac), no me cobraron gastos de envío y sólo me tardaron 3 días en llegar a un país diferente….