Lo bueno, si breve…

agosto 14, 2008

¿Cuántas páginas debe tener una buena tesis doctoral? ¿Cien? ¿Doscientas? ¿Trescientas?

La tesis de John Nash tenía 32. Esa lección fundamental de algunas disciplinas que ahora se conoce como “equilibrio de Nash” la formuló en la página número 5. La tesis de Nash tenía sólo dos referencias bibliográficas. Una de ellas era un artículo publicado en PNAS que él mismo firmaba. Y que ocupaba una página.

Quizás sea el ejemplo más paradigmático de que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

También es un ejemplo clásico de que para que algo relacionado con la ciencia se haga conocido tiene que salir en la tele. En efecto, John Nash es el personaje interpretado por Russell Crowe en Una mente maravillosa.

Y, para acabar, una anécdota (no sé si sale en la película porque no la he visto), que quizás consuele a aquellos a los que les rechazan una idea: cuando Nash le explicó su idea a John Von Newmann, éste la desechó diciendo “Es trivial”. Más “perlas” por el estilo pueden encontrarse en esta lista.

(Inspirado por UAMBlog que citaba un post sobre las tesis más cortas de la historia. )

Anuncios