Mi futuro, en vuestras manos

octubre 18, 2008

Todo el contenido del Sitio y todo el contenido disponible a través del Servicio, incluyendo diseños, texto, gráficos, imágenes, vídeo, información, aplicaciones, software, música, sonido y otros archivos, así como su selección y disposición (el “Contenido del Sitio”), son propiedad exclusiva de la Compañía…

No, amiguitos, esta no es la cláusula para entrar en las instalaciones del FBI, es que en un breve momento de exaltación, me he planteado hacerme una cuenta del facebook.

Yo la verdad es que no creía demasiado en esas cosas, pero claro, tengo un largo historial de profecías desacertadas (*) y la verdad, empiezo a pensar que me estoy perdiendo algo.

Modo “Siete signos del apocalipsis” ON.

1.Primero te lo recomendará el típico amigo que siempre está enganchado a lo último.
2.Después vendrá un extranjero diciendo que en su país es lo máximo.
3.Después una persona normal
4.Después varias personas normales
5.Después los correos se inundarán de mensajes de la gran masa normal invitándote a unirse a nosotros. Lo sé, esto empieza a sonar a peli de zombis, pero es que soy un bohemio blogger nihilista y me autoobligo a sonar dramático y esas cosas.
6.Después empezarás a enterarte en el último momento de quedadas que levaban dias gestándose en el facebook.
7.Después unas ranas gigantes lloverán sobre Barelona, aplastando a Viky, a Cristina y a todo quisqui (esos sí que todos muy normales) que pillen por Pedralbes mientras suenan las reactables del apocalipsis.

Finalmente se acabará el mundo, claro, que para algo será el apocalípsis.

Resulta, que yo ya me encuentro en el punto seis de esta lista, y aunque lo de las ranas podría ser hasta curioso me da un poquillo de cosa eso del fin del mundo, más que nada porque aún me queda por pillarme una semana de vacaciones.

Así que me planteo lo del facebook, aunque por otro lado me asusta tanta conectividad y las reacciones de mucha gente que “dejaría de lado de mi red social”. Pero, como breve intento de adaptación al medio he hecho algo que parece ser muy “cultura Facebook” y os he puesto una encuesta en la barra lateral del blog.

Decidid por mí, luego ya si eso me compraré un paraguas.

(*) Eso del Messenger no creo que valga pa algo. La gente se cansará pronto de reenviar correos enormes de horóscopos por internet. Cómo va a triunfar esa absurda canción sobre el tractor amarillo…

Anuncios

Reactable: La música del futuro

septiembre 9, 2008

Cómo se hará la música en el futuro? La foto de aquí al lado muestra una propuesta de lo más innovadora: El Reactable.

Y eso qué es? Se trata de una mesa luminosa, redonda y azulada que es capaz de interactuar con diversas figuras de plástico. Según su forma y disposición en la superficie de la mesa generan y moldean gran variedad de sonidos y ritmos. Podéis ver una explicación detallada en esta gráfica. Es decir, es como un sintetizador electrónico + programa avanzado de creación musical por ordenador …. pero mucho más visual, sencillo e intuitivo! A parte de lo bonito y espectacular que queda -imprescindible como attrezzo de tu discoteca más cool-, la gran ventaja de este monstruo es que permite crear música electrónica en directo.(*)

Y cómo suena? Pues tal vez os suene que hace tiempo unos videos del youtube estuvieron circulando víricamente por los correos de la gente más guay (éste tiene casi 2 millones de visitas). Este último año el Reactable ha acabado de saltar a la fama gracias a Björk, que lo ha usado en la gira de su último disco,Volta (y podéis ver una canción aquí).

Y por qué escribimos sobre ello? Pues porque ahora han vuelto a ser noticia al ganar un prestigioso premio de arte digital. Y porque hace poco más de una semana hicieron una demostración en un chiringuito de Arenys de Mar, para un reportaje del Discovery Channel…. y en Negando lo Evidente no nos lo podíamos perder y estuvimos allí -aunque en el reportaje lo más seguro es que no salgamos, por lo feos que somos.

Algún comentario más? El Reactable ya ha conseguido llegar al público más ecléctico …. pero si quiere triunfar (incluso más) deberá pasar la dura prueba de llegar a los círculos más comerciales: Se podrá llegar a tocar un Ela elá o el último éxito de Bisbal algún día?

Fuente: Web del equipo desarrollador (Departamento de Tecnología Musical de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona)

(*) Parece un comentario tonto, pero si algún lector ha hecho música por ordenador entenderá lo complicado que puede llegar a ser tocar “en directo” sus canciones -sin tener que recurrir a una sesión de samples de la vida mezclados