El Mito de Lesbos

septiembre 13, 2008

Hace unos dias en el post sobre Amorgós y El Gran Azul, recibimos el comentario de Stella , una chica griega que nos instaba a hablar de su isla Lesbos. Ella misma nos ha regalado un bonito texto al respecto. Es importante decir que ella lleva tan sólo 2 años estudiando español lo cual me parece más que destacable el nivel de calidad del escrito. Pues eso, allá vamos:

Cuando alguien me pregunta de donde soy, estoy segura que después de mi respuesta va a sonreír o burlarse de mi. Bueno, no es una broma pero soy de Lesbos- una Lesbiana como se dice :). Que la isla de Lesbos os resulta muy interesante lo descubrí desde mi primera vez al extranjero. Lo que estoy totalmente en contra es que siempre se relacione las Lesbianas (habitantes de Lesbos) con las “lesbianas”.

En los tiempos antiguos la primera mujer que anuncio que era “diferente” fue una poeta griega que se llamaba Sapfo. Tuvo muchas alumnas femeninas y escribía poemas de amor entre mujeres. Hoy en día Sapfo resulta a ser un símbolo para las lesbianas actuales que visitan la isla durante el verano para sus vacaciones. Por cierto los habitantes de Lesbos no son más diferentes del resto del mundo y seguramente no tienen un ADN que les transforme en lesbianas reales.

Pero este artículo no es para clarificar la verdad sobre el pueblo de Lesbos….

Leer el resto de esta entrada »


El Color de Amorgós: Le Grand Bleu

agosto 30, 2008
Agia Anna (Amorgos)

Agia Anna (Amorgos)

En el anterior post a partir de una serie de fotos asociaba colores a lugares. En éste me voy a centrar en una de ellas (la foto de al lado). Sin salir (demasiado) del tema me voy a poner en modo “bitácora” o “cuaderno guía de viajes” para explicar una pequeña anécdota de un lugar.

Normalmente cuando la gente se plantea una ruta por las islas griegas uno piensa en Mykonos -la ibiza griega, paraíso fiestero y amaneceres en la playa a ritmo de café del mar-, o Santorini, la belleza romántica de los atardeceres vistos desde una casita-molino blanco en el acantilado negro de un volcán que explotó en la antigüedad. A viajeros más avanzados les gusta perderse por rincones históricos de Creta, o por la exuberante naturaleza de playas de arena blanca de Milos. De Rhodos ni hablo…. es una vergüenza lo que el turismo de baja calidad -mayoritariamente inglés- ha hecho con esa isla que otrora fuera preciosa, si el coloso levantara la cabeza!

Pues bien, el año pasado tuve el placer de visitar Amorgós. Se trata de una isla mucho menos conocida que las anteriores -aunque todo el mundo que ha estado habla maravillas. Yo no seré menos. Es una isla bastante salvaje. Un suave aroma a tomillo, hinojo y romero te envuelve empujado por la brisa marina. Carreterillas que serpentean por los escarpados acantilados comunican las distintas playas y los preciosos pueblecillos isleños de casitas blancas. La isla está sorprendentemente bien comunicada con dos puertos (Aigiali y Katapola) y una red de autobuses extrañamente puntual y efectiva. El turismo, muy relajado y sin problemas. Me llamó la atención que la mayoría de visitantes eran locales (griegos), y franceses (!!). Ni españoles, ni italianos, ni nórdicos, pero franceses …. porqué?  El misterio queda resuelto en una de las tabernas de Katapola, en la que pasan una y otra vez una película (volviendo al tema de los colores): Le Grand Bleu, que fué rodada, en parte, en la playa de Agia Anna de Amorgós que muestro en la foto de arriba.

Se trata de otra película de culto, francesa, dirigida por Luc Besson en 1988 y protagonizada por Jean Reno. Es una de esas películas que no tienen término medio: O te entusiasma o te duerme profundamente durante las más de dos horas de película (tan interminable como debe parecer el hecho de bucear -en apnea- hasta cien metros de profundidad y volver a la superficie con tu propio esfuerzo). Todo ello acompañado por una banda sonora igualmente “mesmerizing” y unos paisajes preciosos. A mi personalmente la película me gustó (tal vez por la persona que me la había recomendado), del mismo modo que me gustó descubrir que había estado en un lugar incluso más especial (tal vez también por la persona que me la recomendó).

Nota: Ayer navegando aleatoriamente encontré un blog donde también se habla de Amorgós -por si queréis ver más fotos e historietas lo encontraréis aquí