Los tambores del apocalipsis suenan a Carlinhos Brown

El apocalipsis se acerca.

Lo saben los científicos, lo sabían los mayas y desde luego lo sabe y siempre lo ha sabido esa inteligencia infinita e inabarcable a los que unos llaman Dios y otros Spaghetti Volador.

Vamos, diría que el único que vivía en una feliz ignorancia hasta hace poco era yo mismo, por eso no actualizaba el blog, total tenía todo el tiempo del mundo.

En el tintero quedaron posts potencialmente interesantes como el que describía mis visiones alucinatorias en las cataratas de Ouzoud, Marruecos, o el que instaba a que se enviara un barco lleno de etarras a liberar a los marineros del Alakrana.

Pero centrémonos en lo que realmente nos interesa, el apocalipsis decía.

La cuestión es que esta tarde salía yo a la calle dispuesto a no actualizar el blog cuando justo al cerrar la puerta de mi casa ha explotado enfrente mío una burbuja inmobiliaria. Desconcertado y aturdido tras la onda expansiva me he quedado tirado enmedio de la calzada. Y entonces va y el edificio de al lado ha implosionado -también inmobiliariamente, por supuesto. No se si habéis presenciado un fenómeno de este tipo en vivo, si habéis temblado alguna vez al observar como un ligero ajuste decreciente de las bigas se efectúa de forma suave y razonable tragándose a todos los inquilinos de una manzana en un santiamén, pero desde luego no le deseo el espectáculo a nadie. Tras esta experiencia cualquier persona en sus cabales hubiese vuelto traumatizada por su camino y se hubiese metido debajo de la cama rezando a su deidad favorita. Dado que yo no tengo una en concreto (nunca he sabido decidirme entre Zeus y Odín) hubiese aprovechado el momento de desconcierto para actualizar el blog. Pero no, soy demasiado tozudo, así que he continuado corriendo calle abajo entre los escombros financieros, subiendo y bajando entre cascotes cual IBEX tambaleante, saboreando una desquiciada sensación de libertad.

Hasta que -mala suerte la mía- he tropezado con un político corrupto que salía debajo de una piedra y me he torcido un tobillo. Evidentemente esto no hubiese sido un problema si no supiesemos todos que cuando empiezan a salir políticos corruptos de debajo de las piedras todo acaba degenerando en una catarata o como mínimo una lluvia de otros políticos corruptos de otros partidos… y con el tobillo torcido a penas podía llegar a algún alféizar que me resguardase aquel chaparrón de orondos tipos de interés de mediana edad y caro y pesado traje.

Afortunadamente ha aparecido de la nada un pakistaní (nacionalidad de toda la gente que no es rubia y vende cosas) que me ha dado a tiempo un paraguas por un euro, lo que ha resultado una ganga, porque me ha salvado de morir aplastado por un tipo valenciano caído del cielo que tenía tantos cargos que por poco se carga mi cabeza.

Y entonces en medio de todos estos signos ineqúivocos del fin del mundo se ha levantado un viento apocalíptico que me ha propulsado por los aires paraguas en mano, como una versión desquiciada y new age de Mary Poppins, hasta mi ventana. Y no he tenido más remedio que actualizar, claro.

Esperemos que la próxima vez resulte más sencillo.

6 respuestas a Los tambores del apocalipsis suenan a Carlinhos Brown

  1. nofixations dice:

    Hombre me alegro que estés de vuelta, ya se echaban en falta por aquí estos repasos a la actualidad vista desde desde un prisma tan … cómo decirlo … Jaumiano (por no decir Boris Vian-Kafkiano).

    Hasta pronto,

    nfxs

    PS: ahora ya sólo falta que Jose regrese de su penitencia internetera…

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El apocalipsis se acerca. Lo saben los científicos, lo sabían los mayas y desde luego lo sabe y siempre lo ha sabido esa inteligencia infinita e inabarcable a los que unos llaman Dios y otros Spaghetti Volador. Vamos, diría q…..

  3. Jose dice:

    Jajaja, que entretenido y acertado, tiene toda la pinta de haber sido escrito después de una lectura de pe a pa del periódico del domingo. Y contiene una gran verdad: no importa cuan surrealista sea tu situación, siempre puede aparecer un pakistaní vendiéndote un paraguas!

  4. estatore dice:

    No lo habia liedo todavia, hasta hoy, y sólo puedo decir BRAVO

  5. nofixations dice:

    Pues por el momento, éste es el último escrito con el que nos podemos deleitar … hasta nuevo cambio de estado, Jaume se ha convertido en holograma ;)

    Saludos

  6. jbmdo dice:

    Existo, conste.
    Creo, vamos.
    Digo yo.
    Y tal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: